Logo Amway

Blog oficial Amway Costa Rica

  • Tips
  • Cuidado del cabello
  • shampoo
  • Satinique

Esta es la rutina para tener un cabello sano

29-11-2021

¿Cómo debemos cuidar nuestro cabello? Aquí te contaremos sobre la rutina perfecta para hacerlo, desde cómo lavarlo y cómo protegerlo de los rayos del sol.

 

Tu rutina para cuidado del cabello según expertos en stylist:

Limpieza. Todo comienza con lavarlo correctamente. Al mojarlo usa agua tibia para retirar el exceso de sebo producido por el cuero cabelludo. Comienza aplicando el shampoo desde las raíces y reparte dando un masaje suave por toda la superficie capilar, sin tallar. Después avanza hacia la parte media y las puntas, y termina enjuagando con agua fría.

 

Elige shampoos libres de sulfatos y otras sustancias dañinas; si tu cabello es teñido o lo sometes a otros procedimientos, entonces debes buscar productos que te ayuden a mantenerlo brillante y que el color dure más tiempo. Y si te gusta el lavado en seco, solamente no lo utilices muy seguido porque a la larga se acumularán residuos.

 

El cabello teñido o sometido a diversos procedimientos demanda cuidados especiales, por lo que el Shampoo Reparador para el Cuidado del Color Satinique™ es una excelente opción, pues te ayuda a proteger, fortalecer y reparar, apoyándote para que luzca siempre brillante y el color dure más tiempo. Si quieres conocer más, mira este video.

 

Hidratación. Según un artículo de la revista Elle, para que tu acondicionador o mascarilla funcione, un tip es escurrir bien tu cabello después de lavarlo, secar ligeramente dando toquecitos con la toalla y luego aplicar el producto hidratante que prefieras, dejándolo actuar por lo menos cinco minutos. 

 

Cepillado. Comienza por las puntas y avanza hacia el nacimiento del cabello, desenreda con gentileza, si jalas romperás las hebras. Un cepillo de cerdas naturales es mejor para cuando el cabello está seco, y si está húmedo se recomienda uno de púas gruesas. ¿Cada cuándo hay que hacerlo? Antes y después del baño, así como cada noche antes de dormir, en promedio unas 10 o 20 pasadas cada vez. Los beneficios del cepillado para el cuidado del cabello incluyen menos nudos y residuos acumulados, exfoliación, activa la circulación capilar y promueve mayor brillo y crecimiento.

 

Secado. Lo ideal es que siempre dejes que este paso ocurra naturalmente al aire libre, sin tallar ni exprimir con la toalla después del lavado, o si usas secadora, que sea con una potencia y temperatura moderadas y no por mucho tiempo para no deshidratar las hebras.

 

Estilizado. Si lo tuyo es vivir siempre a la moda con las últimas tendencias de stylist está bien, solo recuerda que entre más químicos, secadora o plancha reciba tu cabellera, conseguir que esté sana será algo más complicado y necesitará que aumentes el esmero en su cuidado. Déjala descansar todo el tiempo que puedas. Además, si te haces trenzas u otro peinado que requiera atarla, evita apretar demasiado para reducir el riesgo de roturas.   

 

Protección solar. La radiación altera el color y textura del cabello, haciendo que se aclare, pierda brillo, humedad, flexibilidad y se vea crespo. El cuidado del cabello no existe si no te apoyas con mascarillas, shampoos y acondicionadores que contengan algún factor de protección contra los rayos UVA/UVB. O antes de exponerte prueba aplicando aceites naturales como argán, jojoba, coco, oliva, girasol, aguacate o cártamo. Si además vas a la piscina, ponerte gorro de licra o látex será un must contra el cloro. Cuando nada de esto sea posible, trátalo inmediatamente después con productos que nutran y reparen el impacto de los rayos solares.      

 

¿Qué más deberías considerar?

Cada mes, dale un tratamiento desintoxicante con una mascarilla especial que te dé limpieza profunda, revitalice, fortifique y ayude a reducir quiebre, especialmente en casos de cabello teñido o que tenga algún otro proceso químico.

 

Tu cabello agradecerá toda la ayuda que puedas proveerle desde el interior, por eso es conveniente que lleves una alimentación balanceada que le dé los nutrientes que necesita para repararse y lucir hermoso. Incluye zanahoria, aguacate, salmón, huevo, ostras, ajo, algas, arándanos, cereales integrales, espinaca, lentejas y frutos secos en tus platillos y snacks. Y claro, bebe la cantidad de agua natural que tu cuerpo te pida.

 

¡Tu vida como tú la quieres definitivamente incluye un cabello sano!